PABELLÓN DEL SIGLO XV (EXPO 92).



Este pabellón se encuentra junto al Monasterio de Santa María de las Cuevas, en la Isla de la Cartuja de Sevilla. Desde que finalizó la Expo ha estado sin uso, tan sólo una parte se utiliza como almacén de audiovisuales de la muestra universal.


Una mañana del mes de abril de 2007 fuimos a dar una vuelta por allí y encontramos una puerta abierta, no lo pensamos dos veces y nos metimos en su interior para sacar algunas fotos; pero antes algo de historia:

El Pabellón del Siglo XV fue unos de los pabellones temáticos de la Exposición Universal de Sevilla de 1992, cuya temática fue "La Era de los Descubrimientos".
A traves de cinco pabellones temáticos (Navegación, Siglo XV, Plaza del Futuro, Naturaleza y Descubrimientos, este último no pudo abrirse porque se incendió dos meses antes de la inauguración), se daba un recorrido por los principales avances de la humanidad en los últimos quinientos años.

El recorrido por este pabellón comenzaba por el Jardín Mitológico, en el que se recreaba las fábulas y leyendas de la época; a continuación se pasaba a una sala donde se proyectaba un audiovisual sobre el siglo XV; después se iba a un teatro, con la peculiaridad de que el patio de butacas estaba sobre una plataforma giratoria, tal que el escenario se extendia por alrededor de la sala; para finalizar se pasaba a la sala del Nuevo Mundo, donde se representaban algunas esculturas de las culturas que había en América antes de 1492.


Así fue como lo encontramos nosotros.



El jardín mitológico está lleno de listones y pivotes de señalización de los que se usaron durante la Expo. No sabemos que había en el interior de las cajas.



Una fuente.





La sala que venía a continuación estaba tapiada, en ella nos enteramos que se almacenan todo el material multimedia que se utilizó en la Expo, por tanto era imposible acceder a ella.

Entonces pasamos al teatro giratorio, allí la oscuridad era total, no pudimos sacar fotos de la totalidad de la sala porque era imposible, nuestras cámaras son modestillas, xD.



Por este pasillo se accede al patio de butacas, las cuales se las habían llevado.




Alrededor del patio de butacas aun se conservan los decorados de la función que allí se representaba.









Desde esta cabina, a la que se accedía por una escalerilla metálica, parece que es donde se controlaba el espectáculo.





Estas esculturas son algunas de las que se expusieron en la sala del Nuevo Mundo.





A continuación bajamos por esta rampa al sótano.



Allí abajo encontramos la estructura metálica sobre la que se asienta el patio de butacas, con el mecanismo que la hacía girar.






El suelo y paredes de toda la sala estaban hechos de paneles de madera, los cuales entre la humedad y los años se estaban desmenuzando, la verdad es que es bastante peligroso andar por allí.



Después pasamos por estas puertas, situadas tras una lona del escenario, a la sala del Nuevo Mundo, que aun conserva las pinturas de las paredes.





Nos sorprendió que el estanque tuviera agua después de quince años.




Sobre la arena, que simulaba las costas de América, estaban colocadas las esculturas que dijimos antes.





Por estas puertas finalizaba la visita al pabellón, pero nosotros decidimos dar una vuelta por la zona de oficinas y camerinos de los actores.



Aquí no hubo problemas con la iluminación, pues había claraboyas por todas partes.






Una de las claraboyas.




Algunos camerinos y lavabos.





En las paredes de los servicios encontramos un bando del alcalde y pegatinas que advertían de la sequía que se avecinaba.






Algunas zonas estan tapiadas, suponemos que comunicaban con la sala donde se guardan los audiovisuales que mencionamos antes.



También encontramos esta enorme máquina, que estaba junto a la sala del teatro, no sabemos para qué serviría.



Y esto es todo. Este fue uno de los lugares que más nos gustó visitar, pues lo conocimos a pleno funcionamiento hace dieciséis años.
Actualmente hay un proyecto de reforma para el edificio; allí se va a construir la sede del Centro Andaluz de Danza.
Nos alegramos de que este pabellón vuelva a tener vida, y que no sea pasto de la piqueta, como otras muchas construcciones de la Expo.

Saludos.